NUESTRA HISTORIA

En un mundo de usar y tirar, donde lo más importante es el segundo que ya pasó y el tiempo se desvanece entre los vapores de lo consumible al instante, nace Jellymoon.

En realidad ya existía desde hace tiempo, porque habitaba en mi mente, pero la vida a veces tiene esas cosas, que no te deja expresar con claridad tus sueños.

Y de repente, un día, aburrida de las subidas y bajadas de la montaña rusa que es el mundo de las multinacionales cuyos principios no acaban nunca de sentirse en el corazón, surgió la idea: crear bolsos que sencillamente enamoren.

Así fue evolucionando Jellymoon; Desde España, con raíces profundas en Ubrique, donde la vida se cuece a fuego lento porque lo que importan son las sonrisas, los detalles, las puntadas dadas por manos curtidas por la experiencia y el buen hacer.

Poco a poco abriéndose camino con una apuesta por la calidad y la autenticidad, con el objetivo de crear piezas capricho, favorecedoras y atemporales que poder disfrutar toda la vida. Bolsos que hoy se dejan ver en varios países del mundo, paseando su carácter español entre las diferentes culturas que confluyen en una misma idea, la de buscar la felicidad, pero sin dejar nunca de perderse.

 

 

Ana Hernando, fundadora y directora creativa de Jellymoon

Ana Hernando fundadora Jellymoon